Historia del automovilismo colombiano: Carrera Buenos Aires-Caracas 1948

La carrera Buenos Aires (Argentina) – Caracas (Venezuela) llevada a cabo en el año 1948 marcó para Colombia el revivir del automovilismo deportivo después de la segunda guerra mundial, pues a pesar que en dicha competencia no participó ningún representante local, su paso por las carreteras del país con etapas con metas de inicio o final en Pasto, Bogotá, Cali y Cúcuta, y la participación de emblemáticos pilotos de la región como Juan Manuel Fangio y los hermanos Gálvez, entre otros, provocó el renacer de esta pasión para muchos practicantes y aficionados del deporte a motor en el país.

La gran mayoría de participantes en la Buenos Aires-Caracas fueron pilotos argentinos (117), a quienes se unieron algunos chilenos (7), bolivianos (5), peruanos (5), venezolanos (3), un italiano, un portugués, y un uruguayo, para realizar tan loable proeza para el automovilismo de la época; recorrer 9.535 km, uniendo Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela en 14 días, a un promedio de velocidad de 80,726 km/h.

Juan Gonálvez – Foto. automundo.com.ar

El 20 de octubre del 48 se dio la partida a esta aventura por territorio agreste de Suramérica, transitando por carreteras en casi un 70% destapado y desafiando además variables climas desde las elevadas temperaturas a su paso por el desierto con unos 40 °C, hasta encontrarse con los escalofriantes fríos de los nevados a unos 5°C, visitando llanuras y ascendiendo cuestas desde el nivel del mar hasta unos 3.500 m s.n.m.

En esta gran cita todos los autos participantes eran americanos, autos de turismo con carrocerías metálicas y el chasis debería corresponder con la marca del auto, así no fueran del mismo año. Se prohibió la participación de autos Sport o Gran Sport. Las estrellas del automovilismo argentino eran el foco de atención en especial los imbatibles “hermanos Gálvez”, Oscar y Juan (que ganaban todo en la República Argentina y eran patrocinados por el gobierno de Juan Domingo Perón).

Parten los 140 autos a lo largo de la República de Argentina para cumplir con el primer tramo de 1.692 km Buenos Aires – Salta en el norte de la República Argentina, con un dominio aplastante de los hermanos Gálvez, cada uno conduciendo para la casa americana Ford. Aquí se produjeron los primeros retiros, 40 autos en su mayoría por volcamiento y salidas de la vía.

Oscar Goncálvez 

Oscar Gálvez gana las tres primeras etapas. Su hermano Juan domina la 4ª etapa y lamentablemente esta aventura cobra su primera víctima, los argentinos Julián Legua y su copiloto al mando de un Ford, quienes al cruzar un puente pierden el control del auto y éste cae en un abismo de más de 150 metros

Llega la 5ª etapa y en una arremetida para la historia por carreteras indomables del altiplano bolivio – peruano, el Chevrolet Master de la formidable dupla Juan Manuel Fangio/Daniel Urrutia, un auto difícil de controlar a un promedio de casi 78 Km/h obtiene su primera victoria. Cruzan la meta en Arequipa ciudad localizada al norte de Chile y saltan del puesto 79 al 23 en la general.

 El auto de Fangio luego del accidente Foto.automundo.com

La 6ª etapa de nuevo la gana el dueño de la carrera Oscar Gálvez en su Ford V8 cruzando la bandera a cuadros en Lima capital del Perú, seguido por su hermano Juan. Al siguiente día Fangio (quien tres años después se coronara campeón de la F1) y su compañero y amigo Daniel Urrutia atacan a fondo, pero desafortunadamente punteando la etapa, se salen de la vía y en un terraplén el auto se voltea y la puerta del copiloto se abre por falta de seguro, provocando su muerte. En seguida Oscar Gálvez y el corredor argentino Eusebio Marcilla paran sus autos y los llevan al hospital sin importar que perdieran más de 6 horas de la competencia, primero la solidaridad para con sus compañeros.

Juan Gálvez continúa su carrera a Tumbes ciudad peruana en el nororiente del país a un escalofriante promedio de velocidad media para ese entonces de 112 km/h en su Ford V8. La carrera se enluta y la gran promesa, Fangio, llora la muerte de su amigo y se culpa del accidente al regreso a su rural Balcácer.

Definitivamente los hermanos Gálvez se mantienen como los dueños absolutos de la carrera 1° Oscar y 2° Juan, con amplia ventaja sobre Domingo Marimón.

La expectativa en nuestro territorio es inmensa, desde Rumichaca en el paso de la frontera colombo – ecuatoriana, hasta Pasto las multitudes son notorias al paso de los veloces bólidos, levantando una gran polvareda en su paso hacia la capital nariñense. De nuevo el rápido Ford de uno de los hermanos Gálvez cruza la meta, en esta oportunidad el de Oscar Gálvez quien gana la etapa Quito-Pasto con un tiempo de 6 horas, tras superar un paso muy peligroso bajando hacia el Chota (Ecuador) y subiendo al altiplano de Ipiales.
Pasto, la capital de Nariño, se vuelca a las calles ante la llegada de la gran caravana y sus héroes del volante.

Foto. El Gráfico

Arranca la 10ª etapa Pasto – Cali; con paso firme y demostrando una vez más su poderío Juan Gálvez se devora los más de 400 km en una carretera que parece un camino de herradura y en 7 horas llega triunfante a la capital del cielo, Cali, a un promedio de 62 km/h.

En la etapa 11 Cali – Bogotá, los sin igual hermanos Gálvez avanzan 1° y 2° y las multitudes volcadas en el recorrido saludan a estos gladiadores con pañuelos blancos, llegando a la capital colombiana en tan solo 7 horas 30 minutos, pasando algunos tramos para llorar, y a un promedio de velocidad de 71 km/h (hoy día con vías totalmente pavimentadas, con viaductos y túneles, en carro particular y a buen ritmo se gasta casi ese tiempo). Oscar Gálvez entra triunfante a la capital y es levantado en hombros por una fanaticada de “chapinerunos” y unos pocos argentinos presentes.

En el ambiente a motor de Colombia se percibe un gran despertar por este bello deporte luego que en 1941 se escuchara por última vez el vibrar de los motores a gasolina en una competencia con meta en el estadio Nemesio Camacho El Campín de Bogotá.

Los espectadores de tan magno evento cuentan que el gentío era inmenso, todos querían tocar los autos y alzar a cada uno de los corredores sin importar lo overoles engrasados y los autos a los que ni se les veía el número por el barro, en fin, toda una fiesta capitalina llena de “cocacolos” chapinerunos (expresión bogotana muy popular para referirse a los jóvenes de la década de los 40), también se veían grupos de mecánicos capitalinos ondeando banderas de Ford y de Chevrolet.

Bogotá despide la caravana que se dirigía a Cúcuta. A esta altura de la carrera solo 56 autos de los 140 que partieron desde Buenos Aires permanecían en competencia. El recorrido era muy difícil, con precipicios muy profundos a lo largo y ancho del cañón de Chicamocha, hasta pasar por la ciudad de Málaga, a 2.230 m s.n.m. para continuar el gran acenso al páramo del Almorzadero a más de 3.500 m.s.n.m. y entrar a la inhóspita zona del Catatumbo, descendiendo vertiginosamente hasta los 320 m.s.n.m. hasta encontrarse con la ciudad de Cúcuta, tierra motilona, que ofreció un gran recibimiento a los súper hombres y esas máquinas que rugían en su pasar cautivando a cada uno de los sorprendidos espectadores. La etapa 12 fue ganada por Juan Gálvez.

Colombia despidió la gran carrera que se adentró en territorio venezolano con la etapa entre Cúcuta y Valera, ciudad localizada en el piedemonte andino en el Estado de Trujillo al occidente de Venezuela, tramo que dominó y ganó Oscar Gálvez conduciendo a un promedio 57,52 km/h.

En la última etapa entre Valera y Caracas faltando tan solo 667 km para que Oscar Gálvez se coronara campeón indiscutible por su regularidad durante toda la competencia, donde el único que les ganó una etapa a “los hermanos maravilla” fue Juan Manuel Fangio, avanzaban hacia la meta final, pero justo a mitad del recorrido siendo puntero Juan se queda varado, su hermano Oscar se detiene para ayudarlo y lo remolca el resto de la carrera para poder cruzar la meta.

Domingo Marimón-Campeón

Hasta ese inesperado momento Oscar era el puntero absoluto de la carrera con 2 horas de ventaja sobre su hermano Juan y más de 5 horas delante de Domingo Marimón quien marchaba 3° en la general. Entonces los hermanos con angustia ven como la gran ventaja se disminuye ostensiblemente. Oscar decide dejar a su hermano, pero su Ford V8 muestra la fatiga por el esfuerzo de haber empujado el pesado auto de Juan y se apaga. No prende de nuevo, aparece un aficionado y le propone a Oscar remolcarlo con su Cadillac hasta unos metros antes de la llegada donde había una pequeña bajada y el carro simplemente tendría que dejarlo rodar hasta la meta. Así cruzó la línea de sentencia para coronarse campeón, su hermano Juan pierde más tiempo y Domingo Marimón sería el subcampeón.

De repente ocurre lo inesperado, un juez de la carrera decalcifica a Oscar Gálvez, pues la maniobra de ser remolcado por un carro metros antes de la meta es calificada como irregular y el título de campeón entonces pasa a manos de Domingo Marimón al mando de su Chevrolet Master y el subcampeón, también con Chevrolet es el argentino Eusebio Marcilla, gran premio para este corredor que por ayudar a Juan Manuel Fangio y a Daniel Urrutia llevándolos al hospital le perdió más de 6 horas en la carrera, pero se hizo justicia y quedo 2° en la general. La etapa fue ganada por el argentino Víctor García en un Ford. Al final terminaron un total de 44 autos: 27 Ford y 17 Chevrolet.

Cuenta la historia que Oscar Gálvez le escribió un telegrama al General Perón, presidente de Argentina, con el ánimo que intercediera ante los jueces por la decisión injusta para él, para que lo ratificaran como campeón, pero el Presidente le contesto: “El reglamento es para cumplirlo al igual que las leyes”.

Terminada la carrera Buenos Aires – Caracas, la cita era en Lima para arrancar una segunda carrera de 4.833 km que uniría Lima – Santiago de Chile – Buenos Aires, carrera que fue dominio absoluto de los hermanos Gálvez. Oscar fue el vencedor con 3 etapas ganadas y Juan subcampeón con 2 etapas. En esta carrera muere el piloto argentino Ángel Bortello y su copiloto Adolfo Mojica. El flamante Campeón de la Buenos Aires-Caracas no pudo terminar por daños en su vehículo.

VER GALERÍA DE LA CARRERAAQUÍ…

Nuestra próxima entrega, el primer Circuito Central Colombiano en 1949.
Bogotá – Manizales – Medellín –Cali – Bogotá 1.788 Kmts.

  • Datos Consultados y fotos de: Eduardo Gesemuri A., Ricardo Lozano- El Grafico, Gabriel A. Engels, Guillermo Sánchez, Museo J.M. Fangio, Gustavo Ernesto Lopezo (Historia de Hombres y Maquinas). Fotos. La Nación.com – automundo.com.ar -Guillermo Zúñiga (Deportes), Automundo, Federico Treguer, Diego Durruty, Rubén Darío Bonis (Rugir de Motores), Fotos Familia Narvaja y Familia Ramonda, J.L. Otero Saavedra.

Reconstruyendo la Historia del Automovilismo Colombiano...

William Bieri O.

2020

Janeth Cifuentes M.

FCAD 2020

Valora este artículo
5/5
Comparte nuestras noticias