Historia del Automovilismo Colombiano: 2° Circuito Central Colombiano 1952

Pasados dos años del Primer Circuito Central Colombiano celebrado en 1949, se organiza el 2° Circuito Central Colombiano con el mismo recorrido que incluía cuatro etapas que unían las ciudades de BOGOTA – MANIZALES – MEDELLIN – CALI – BOGOTÁ

Recorrido total 1.680 km

En esta oportunidad se inscribieron 33 autos de los cuales 15 eran veteranos de nuestro automovilismo, favoritos para adjudicarse la victoria de esta segunda versión, los hermanos Samuel y Arturo Marín, de Pereira, en un vehículo Ford, y el Caleño Fabio Villa a bordo de un Chevrolet.

Sorpresivamente los ganadores de la carrera de 1949 Franz J. Leeb/Julián Heredia, no defenderían el título, no se inscribieron. Dentro de los novatos gran expectativa despertó un puñado de jóvenes que surgían como futuras promesas entre ellos el manizaleño Artemo Trejos en un Mercury, Ítalo Salamina de Cartago en un Chevrolet, el pastuso Jorge Ceballos en un Ford, el paisa Gabriel Garcés en un Ford, y el bogotano Rafael Garzón en un Chrysler Special V8.

Foto Archivo José Clopatofsky – Luis Garcés Uribe de Medellín en la salida de la carrera en Bogotá

En esta versión se destaca la participaron de dos mujeres, la paisa Nelly Castrillo que hacía dupla con José Castrillón al mando del Chevrolet N°4 y la bogotana Mary de Sánchez como copiloto de su esposo Efraín Sánchez en su Ford último modelo N°31.

En total tomaron la partida 18 autos Ford, 6 Chevrolet, 4 Mercury, 2 Plymouth, 1 Chrysler, 1 Lincoln y un MG británico. Curiosamente la marca vencedora de la pasada versión de la prueba, el Studebaker de la casa norteamericana no tuvo ningún inscrito para defender el éxito obtenido.

Los representantes de Bogotá fueron los que aportaron más inscritos, pero también debutaron representantes     de Cartagena,     Tunja,      Viterbo,      Chinchiná      y      Medellín. Hecho curioso fue la participación del Ford N° 8 de los volantes paisas Emiro Moreno y Luis E. Moreno patrocinados por empresas pastusas, por lo que representaron el departamento de Nariño.

La gran novedad del Circuito Central Colombiano en 1952 fue la transmisión radial de cada una de las etapas por lo que desde cada carro podían escuchar la narración de la carrera.

El 30 de abril de 1952 se dio la partida de los 33 autos participantes con un intervalo de medio minuto, divididos en dos categorías: los autos acondicionados que eran el 80% y el restante eran los coches estándar.

Foto. El Colombiano de Medellín 1952

Los hermanos Marín de Pereira salieron en busca del triunfo desde los kilómetros iniciales, y si Argentina tenía a los hermanos Gálvez, nosotros en COLOMBIA teníamos los Hermanos Marín o los “Marimono” como cariñosamente los llamaba la afición colombiana.

A la altura de Ibagué ya se consolidaban con más de 5 minutos sobre un novato bogotano en un potente Chrysler Special preparado mecánicamente por él en su taller, Luis Garzón, apodado “El Ganso”, un joven irreverente que se atrevía a pelearle a los hermanos Marín, eso de por sí ya eran palabras mayores.

Los hermanos Marín en el trascurso del recorrido sacan más tiempo al novato bogotano y ganan la etapa de Manizales con una ventaja de 9 minutos sobre el 2° y de 13 minutos del sorprendente y veloz pastuso Félix Zúñiga, quien corrió sin copiloto en su Ford N° 10. Así fue la llegada a Manizales. En la meta de la capital caldense quedaron fuera de tiempo cinco vehículos, entre ellos el de la antioqueña Nelly Castrillón en su Chevrolet N° 4.

Al siguiente día, muy temprano toman la partida 28 Autos rumbo la capital antioqueña y como era de esperarse los hermanos Marín van por todo y con todo y de repente el Plymouth N° 12 del caleño Jaime Robledo les da la pelea descontándoles varios minutos y con un muy buen paso y mucha regularidad como cualquier veterano.

Los hermanos Garcés de Medellín, cada uno en diferente auto, quieren dar la gran batalla a los hermanos Marín y es así como Gabriel Garcés se queda parado en la vía con el motor roto en una lucha desenfrenada por ganar en la ciudad de Medellín.

En una curva destapada a más de 70 km Luis “El Ganso” Garzón se sale rumbo a un abismo, pero por fortuna un poste de madera evita que el auto ruede por el precipicio pero el auto sufre daños en su carrocería. El “Ganso” extiende sus alas y está decidido a pelear de nuevo la etapa.

En el mismo episodio el antioqueño Luis Garcés, conocido como “El Cepillo” Garcés, se voltea en su Ford N° 29 y no se pudo reponer. Por su parte, Jaime Robledo con un daño en el motor de su Plymounth No.12 también se ve obligado a retirarse de la competencia. Es así como los pereiranos hermanos Marín ganan de nuevo la segunda etapa y se consolidan en la general como los punteros absolutos.

Luis “El Ganso” Garzón logra recuperarse y termina la etapa en el segundo lugar de la general a 9´10” de los punteros; en tercera posición se coloca el pastuso Félix Zúñiga y al cuarto puesto de la general salta el cartagüeño Ítalo Salamina.

En la etapa Manizales – Medellín llegaron al pódium los esposos Sánchez (Efraín y Mery) en su Ford último modelo marcado con el N° 35, los primeros sorprendidos fueron los protagonistas del esta inesperada hazaña.

Llega el tercer día de competencia y a las 7 a.m. se da la largada desde Medellín con destino la ciudad de Cali, mañana muy nublada. Desde la noche anterior mucha lluvia, se aprovechó muy bien el día de descanso en la capital antioqueña para reparar los carros que ya estaban casi inservibles y toman la partida 26 autos.

Desde las mismas calles de Medellín se arma un duelo de película entre los hermanos Marín y el bogotano Luis “El Ganso” Garzón. En ese mano a mano Garzón, antes de llegar a Riosucio toma la delantera sobre los Marín y una vez se adueña de la punta de carrera jamás la suelta llegando victorioso a la ciudad de Cali. El bogotano rompe el récord anterior por más de tres minutos en poder de los hermanos Marín en la versión 1949 del Circuito Central Colombiano.

Foto Archivo Victor Vessudo

La carrera fue muy emotiva, se destaca el caso del valluno Ítalo Salamina quien trato de pasar primero por su ciudad natal Cartago, exigiendo al máximo su auto de tal manera que éste no aguantó el ritmo y el motor falló; el Caleño Fabio Villa dio fuerte pelea a “El Ganso” Garzón y a los hermanos Marín.

Fue tal el esfuerzo del bogotano durante toda la etapa a un ritmo infernal soportando una temperatura de más de 37°, que al cruzar la meta como vencedor en la “Sultana del Valle” casi no pude bajar de su auto y sostenerse de pie; pues estaba deshidratado y tuvo que ser auxiliado y llevado a la enfermería para hidratarlo y curarle las ampollas de sus manos causadas por la fricción constante con el timón.

Eran autos muy duros para conducir a más de 75 km promedio con dirección muy rudimentaria y ni hablar de los frenos de banda. Este automovilismo de la época era solo para gladiadores y por esas carreteras destapadas se convertía en misión casi imposible culminar.

Devuelta a la capital de la República para conquistar la meta final, a las 6:30 a.m. se dio la largada desde el centro de Cali hacia Manizales con más de 30.000 personas despidiendo a los ases del volante. Un retiro que dolió para los aficionados fue el de la famosa “Pulga”, único auto europeo en la competencia, el famoso MG blanco convertible identificado con el N° 22, un auto con un motor muy pequeño de 1.600 c.c. que luchaba contra los carros americanos de más de

3.000 c.c.

El MG se retrasó notablemente por un daño en la transmisión y partiendo de Cali, justo cuando cruzaba el rio Cauca sobre Juanchito, el auto se deslizó dando contra las barandas metálicas del puente, por fortuna éstas impidieron la caída del pequeño auto a las aguas del rio Cauca, pero los daños ocasionados causaron su retiro.

Los hermanos Marín salieron con toda y su único fin era consolidarse en la general con el liderazgo, el cual vieron seriamente amenazado el día anterior a causa del manejo del irreverente novato bogotano Luis “El Ganso” Garzón quien se ganó el corazón de la afición en su debut en esta carrera.

Otro corredor que peleaba de tú a tú la carrera era el paisa que corrió por la ciudad de Pasto en su Ford N° 8, Emiro Moreno. Los hermanos Marín a la altura de Cajamarca eran los virtuales vencedores y “El Ganso” Garzón persiguiéndolos a muerte.

Al paso de la caravana por Ibagué, con pañuelos blancos a lo largo de sus vías, se apostaban los lugareños para darle un recibimiento de héroe a su representante Pablo Contreras en el Ford N° 21, quien pasó en un discreto décimo segundo lugar.

A pocos kilómetros de Ibagué, a la altura de la quebrada La Lima, un eje del auto de los hermanos Marín se rompe ocasionándoles un retraso de más de una hora. Mientras tanto “El Ganso” Garzón se afianza con el liderato y en el alto de San Miguel ya la ventaja sobre los Marín era de casi una hora en la general, por lo tanto, el triunfo del “Ganso” Garzón era casi un hecho, pero hasta que no se bajara la bandera a cuadros en el Estadio Nemesio Camacho El Campin nada estaba dicho.

Entrando a la capital colombiana por la carretera del sur a la altura de Chuzacá hasta las primeras calles de Bogotá la multitud era inmensa aclamando a su nuevo ídolo, arrojaban flores al paso de la caravana y más cuando “El Ganso” entró primero a la gran urbe en su CHRYSLER SPECIAL V 8.

¿Quién era este nuevo héroe? ¿De dónde salió este joven as del volante? Se preguntaban los aficionados, pues siendo un novato desconocido venció a los temibles hermanos Marín, grandes favoritos para adjudicarse el 2° Circuito Central Colombiano.

Se sabía que este tímido joven era un excelente mecánico que tenía su pequeño taller en el barrio Ricaurte de Bogotá y había comprado un viejo CHRYSLER SPECIAL el cual reparó y acondicionó para correrlo y probar sus habilidades con los fierros. Definitivamente este emprendedor y soñador muchacho con su overol blanco impecable puso a soñar a toda una multitud de aficionados del deporte a motor, así es como nace otro ídolo del deporte capitalino.

Lista de Participantes AQUÍ
Ganadores por etapa y absoluto AQUÍ
VER GALERÍA DE LA CARRERA: AQUÍ

En la próxima entrega hablaremos de la participación de Luis “El Ganso” Garzón en la afamada carrera Panamericana de México, prueba en la que compartió con la élite europea tanto de la F-1 como de los S.P.

° Archivos tomados de Jorge Salgado, Ramiro Londoño (Auto Club La Montaña), El Tiempo, El Colombiano, fotos de la familia. Alberto Sánchez, José Clopatofsky, Víctor Bessudo, Camilo Steuers, Histo-Car.

 

Reconstruyendo la Historia del Automovilismo Colombiano...

William Bieri O.

2020

Janeth Cifuentes M.

FCAD 2020

Valora este artículo
5/5
Comparte nuestras noticias