Carrera de la Cordialidad/Barranquilla- Cartagena 1953-1955

Esta carrera fue bautizada así por los organizadores porque la antigua carretera que une a Barranquilla con Cartagena se conoce con el nombre de la Vía de “La Cordialidad”. Hoy día esta ruta es utilizada en su mayoría por camiones y vehículos pequeños que viajan a las poblaciones intermedias, pues para ir de Barranquilla a Cartagena la vía más rápida y segura es la Vía al Mar, una autopista de cuarta generación.

Definitivamente la carrera Buenos Aires – Caracas fue el abre bocas del deporte a motor en Colombia, de tal manera que a inicios de los 50 el automovilismo nacional ganaba una gran fanaticada. Antioquia tenía la Triple Vuelta a Oriente, Nariño la Carrera de Occidente Pasto-Medellín, y el Circuito Central Colombiano mostraba las figuras de esta nueva disciplina deportiva. Posteriormente nace la Carrera de la Frontera en Santander y las 500 Millas de Colombia.

En fin, se disparó el automovilismo a lo cual se sumó la brillante actuación de los colombianos que participaron en la Carrera Panamericana de México entre 1950 y 1954, un nuevo estímulo para que nuestros pilotos se decidieran a buscar mayores logros a pesar de los pocos recursos, pero con un indiscutible talento.

Pero en este reverdecer del automovilismo en Colombia, el norte del país no se quedó atrás y en 1953 con el auspicio y organización del Automóvil Club de Colombia, la dirección deportiva de Egon Teddy Kohn y la dirección técnica de Alberto Lemaitre “Mister Tollo” y José María Méndez, se disputó la Primera Carrera de Velocidad en la Costa Atlántica, con un recorrido de 148 km entre Barranquilla y Cartagena, y la participación de 12 autos, de los cuales dos fueron conducidos por mujeres.

El domingo 6 de septiembre de 1953 a las 9 a.m. se dio la largada a los vehículos participantes en la destacada prueba, divididos en cinco categorías de acuerdo con su cilindrada, además de una especial para las damas. Los coches salieron uno a uno con intervalo de 3 minutos empezando por los de menor potencia.

La carrera se desarrolló como se planificó, el público se portó a la altura, evitando accidentes por imprudencia. Sin embargo, al meridiano de la carrera el piloto y empresario barranquillero de origen austriaco, Emilio Loewy, sufrió un aparatoso accidente, a la altura de Luruaco (cuna de la arepa de huevo, una de las insignias culinarias de la costa caribe,) por fortuna sin consecuencias graves, pero que lo dejó fuera de competencia.

Al final terminaron 7 autos y se sumaron 5 retiros, cuatro por fallas mecánicas y el accidentado de Loewy. El vencedor de la prueba fue el corredor Hernán Paz De León -No.2- con un tiempo de 1h 36’ 2”, mientras que en la categoría de las damas la vencedora fue la cartagenera Elvira Pombo de Rizo, madre del ex-ministro José Rizo Pombo, con un tiempo de 1h 48’ 31”. 

DOBLE VUELTA DE LA CORDIALIDAD-1954 (Barranquilla-Cartagena- Barranquilla) “Primera Vuelta a la Cordialidad”.
Con el éxito logrado en esa primera carrera en la Costa Atlántica, los organizadores decidieron realizar una segunda versión, pero a diferencia de la del año anterior, esta nueva carrera aumentó su recorrido con salida y regreso en Barranquilla, prueba que bautizaron como “Primera Vuelta a la Cordialidad”, la cual se disputó el domingo 26 de octubre de 1954 con la participación de 11 autos.

Ese domingo a las 9:00 a.m. partieron los participantes desde Barranquilla con intervalos de salida de 3 minutos por auto. En el tramo de ida, el norteamericano más colombiano que los mismos colombianos William Griebling, ganó en un mano a mano contra el bogotano Antonio Izquierdo y en el segundo tramo Cartagena – Barranquilla, ganó Antonio Izquierdo en una demostración de habilidad en su fino manejo. La suma de tiempos en los dos tramos le dio el triunfo a Antonio Izquierdo con un registro de 1h 47´ 8”. Fué una guerra entre dos caballeros de las pistas y fuera de ellas, estos dos gladiadores brindaron un gran espectáculo a los cientos de espectadores a lo largo de la vía caribeña.

A raíz del evento de 1954, una vez terminada la carrera se planifica de inmediato la del año siguiente, pero esta vez con la traída y participación de pilotos nacionales y extranjeros con el fin de hacer una carrera internacional, como la tenía Cuba, Bahamas, o Caracas; con invitados de primer orden al igual que autos sport europeos. Detrás de este evento el entusiasmo era evidente por parte de un grupo de jóvenes costeños como los Santo Domingo, Obregón, Welcheff, Loewy etc., quienes vieron en esta competencia la oportunidad de hacer toda una empresa, para fomentar el turismo a la costa atlántica, uniendo dos ciudades muy pujantes como Barranquilla y Cartagena. Se escoge como fecha el 18 de diciembre de 1955 y su nombre será la “Segunda Vuelta a la Cordialidad”.

2ª VUELTA A LA CORDIALIDAD 1955 (Barranquilla – Cartagena – Barranquilla)
Llega el mes de diciembre, y para el gran evento del 55 se inscriben 43 autos, de los cuales 10 eran de Venezuela con autos pura sangre de competencia en la categoría Sport Europeos como Ferrari, Alfa Romeo, Maseratti y Jaguar. También corrieron Mercedes, Cadillac, Triumph, Mercury y Volkswagen.

De los colombianos participantes 13 pilotos eran barranquilleros/cartageneros, entre quienes se destacaban dos nombres Mr. Brown y Sr. Smith, detrás del casco de estos dos misteriosos pilotos, en realidad se encontraban Julio Mario Santo Domingo y Luis Felipe “Pipe” Santo Domingo quienes corrían de incógnitos para evitar represalias de su padre, Mario Santo Domingo, pues él quería a sus hijos en el manejo de sus empresas y no exponiendo la vida en ese deporte tan peligroso.

Se dice que Luis Felipe “Pipe” Santo Domingo ganó tres carreras pequeñas y nunca subió al podio por su trofeo para evitar ser reconocido, tiempo después, el 27 de enero de 1963, en un accidente automovilístico en la carretera a Puerto Colombia, “Pipe”, con apenas 30 años de edad, murió cuando perdió el control de su vehículo, un bello Sport convertible de marca ZENIT imponente auto alemán, en el cual se volteó quedando muy mal herido, fue llevado al hospital y dos días después falleció.

Entre los pilotos costeños presentes en la carrera del 54 figuraban Bud Welcheff, Hernando Pinzón, y Rafael Obregón. Por Bogotá se inscribieron 10 corredores, entre ellos el Luis “Ganso” Garzón, Antonio Izquierdo, Juan Riu, Tomás Steuers, y Gabriel Salazar. Por Antioquia los inscritos eran 6, se destacaban William Griebling, Luis “Cepillo” Garcés y Aurelio “Grillo” Toro y por el Valle del Cauca se inscribieron 4, entre ellos Ítalo Salamina y Fabio Villa.

La mujer dijo presente en esta gran carrera y tres aguerridas damas tomaron la partida, Cecilia Montes, Leonor Valderrama e Iveth Abadía, los autos colombianos se notaban, los Special del “Ganso” Garzón y el de Griebling, los Cadillac, Mercedes, M.G, Triumph, V.W, Porsche, Ford, Lincoln, Chevrolet, Mercury, etc. La vedet de la fiesta la representaban los autos traídos de Venezuela y pilotos de primera línea como Rosendo do Santos, Ramón López, Francisco José “Pancho Pepe” Cróquer, Lino Fayen, Ettore Chineri, Renny Etolino y cuatro más de primera línea.

El 18 de diciembre de 1955 a las 8:30 am los jueces de salida, Ernesto Restrepo Osorio, Rodrigo Caballero González, Víctor Carrasquilla Del Portillo y Vicente Martínez Emiliani, dan la largada, desde el estadio municipal de Barranquilla, el Masaratti del venezolano Cróquer toma la punta sobre el Ferrari de Do Santos, desafortunadamente a 16 km de la largada, a la altura del municipio de Galapa, el Maseratti N° 12 de Cróquer, piloto venezolano, gran comentarista profesional de béisbol, corredor de autos deportivos, quien en una ocasión hizo un duelo con el argentino Juan Manuel Fangio, sufre un fatal accidente.

Pancho Pepe Cróquer-antes de la partida de la carrera

El venezolano toma una curva y al parecer estalla un neumático descontrolando el manejo del piloto que marchaba a más de 150 km/h, choca contra terraplén y rebota contra un barranco que provoca la salida de su auto y lo eleva más de 5 metros, cayendo pesadamente sobre el césped con las llantas hacia arriba, en seguida varios personas del público levantan el auto blanco marcado con el N°12 y sacan al corredor venezolano, moribundo Crocker llama desesperadamente a su hijo de 10 años que lo acompañó a su carrera, el piloto colombiano Gabriel Salazar para a socorrer al piloto y ante la petición de la presencia de su hijo, regresa a la meta del estadio municipal de fútbol, y da la noticia, pregunta por el chico Franklin hijo del piloto accidentado, lo monta en su auto y lo lleva al lugar del accidente donde yace su padre a un lado del auto, el sacerdote de Galapa, Jorge Pérez Gómez, ya está en el lugar dando la extrema unción al malogrado piloto venezolano quien muere minutos más tarde, Gabriel Salazar monta en su auto el cadáver de Pepe Cróquer y con su hijo Franklin lo llevan a Barranquilla al hospital. El drama es muy fuerte y más lo vivido por su hijo Franklin, a quien le tocó vivir el momento más oscuro de su vida.

Accidente del venezolano Francisco José  “Pancho” Cróquer. Foto.Nereo López-El Espectador

Más adelante, a la altura del municipio de Sabanalarga, el carro de Antonio Brun se sale de la carretera y arolla a 15 personas, mueren 5 y 10 quedan heridas.

En la meta de llegada en Barranquilla la bandera a cuadros da como vencedor al Ferrari de Rosendo Do Santos con un registro de 1h 32´ 1″.

La clasificación final quedo en el siguiente orden:
• 1° Rosendo Do Santos – FERRARI TESTAROSA (Venezuela) 1h 32´ 1″  A un promedio de 168 km/h
• 2° Alfredo Camacho – MERCEDES BENZ (Colombia) 1h 33´ 12″
• 3° Ramón López – FERRARI (Venezuela) 1h 47´20″

De los 43 participantes terminaron tan solo 18 autos, a pesar de ser una carrera tan corta la mortandad de vehículos fue muy alta y sin negar una buena organización, los dos lamentables accidentes determinaron la cancelación de esta gran carrera en la costa.

LA ÑAPA DE ESTA ENTREGA:  LA CARRERA TRIPLE VUELTA A ORIENTE

De pié -William Griembling – Luis  Garcés -“Cepillo” en el auto                          Aurelio “El Grillo” Toro

Esta carrera se llevó a cabo en 1952 con un recorrido de 112 km por vuelta. Su recorrido partía desde Medellín, pasaba por  los municipios de Las Palmas – Don Diego – San Antonio de Pereira – Rio Negro – Sajonia – Santa Helena y regresaba a Medellín. Este circuito se repetía tres veces para completar  336 km en la triple vuelta.
El vencedor indiscutible fue el gran volante americano establecido en Colombia, William Griembling con un tiempo de 4 h 15’ 17’’ para un promedio de 79.5 km/h, tras un gran duelo con el paisa Luis “Cepillo” Garcés, quien terminó a 13’ 44’’ del vencedor.

° Agradecimientos por su colaboración Ramiro Londoño-Auto Club La Montaña; William Griembling Jr. y familia. – Mauricio De Narváez-Piloto pionero, Raúl Porto Cabrales Carrera de la Cordialidad.

Consulte la galería de la carrera AQUÍ

El próximo artículo: III Circuito Central Colombiano y La Vuelta a Occidente. 

Reconstruyendo la Historia del Automovilismo Colombiano...

William Bieri O.

2020

Janeth Cifuentes M.

FCAD 2020

Valora este artículo
5/5
Comparte nuestras noticias